LIFTING CON HILOS TENSORES

Ya podemos observar los resultados inmediatamente después de la intervención: el reposicionamiento y recuperación de la flexibilidad de las estructuras faciales.

Es una técnica sencilla y rápida que, aunque no es un acto quirúrgico en si mismo, se realiza con anestesia local y tiene la ventaja de una cómoda y rápida recuperación permitiendo al paciente una reincorporación a su vida laboral casi inmediata.
Se dibuja el trayecto del hilo y se aplica anestesia local.
A continuación se introduce el hilo bajo la piel con una aguja guía diseñada específicamente para ese fin. Una vez introducidos los hilos se traccionan obteniendo así el efecto “lifting” en la zona tratada.

Resultados

Inmediatamente después de la intervención ya se aprecian los resultados:
el reposicionamiento y recuperación de la flexivilidad de las estructuras faciales.

A los 15/20 días se nota ya un efecto de tensión importante aunque para el resultado definitivo deben esperarse de 2 a 3 meses ya que el aspecto va mejorando en el transcurso de los meses, a medida que se estabiliza el proceso de fibrosis y se genera una acción revitalizadora que mejora visiblemente la textura de los tejidos cutáneos, se incrementa el ácido hialurónico, el colágeno y la elastina producida de forma natural por nuestra piel.

La duración del efecto de los hilos puede prolongarse hasta los 3 ó 4 años, en función de la edad y el proceso particular de cada paciente.

Una bonita sonrisa marca la diferencia

Cuéntanos que te pasa y la imagen que quieres transmitir,
nosotros te ayudaremos a conseguirlo.

EXPLÍCANOS TU CASO

Contactar