Revisiones bucales periódicas, enseñanzas de higiene oral, aplicación de flúor tópico en pacientes con alto riesgo de caries.

En nuestra clínica dental de Badalona trabajamos la odontología preventiva.

La odontología preventiva consiste, como su nombre lo indica, en prevenir enfermedades bucodentales y mantener la salud oral del paciente en óptimas condiciones.

Este tipo de odontología, aplicada a la consulta, es aquella que mantiene un ambiente libre de microbios durante cualquier procedimiento odontológico en un paciente. 

Para ello, se realizan protocolos de limpieza y esterilización del gabinete, los instrumentos y equipos. También implica la utilización de guantes, mascarillas y otros elementos desechables y estériles imprescindibles en toda intervención.

En la práctica clínica, la odontología preventiva, consiste en mantener la salud bucodental del paciente anticipándose a posibles enfermedades y evitando su desarrollo.

 Estas son algunas de las pautas de prevención que aplicamos:

 

Revisiones bucales periódicas, siempre es aconsejable visitar al dentista una vez al año, o en pacientes con alto riesgo de caries con más frecuencia, el intervalo de tiempo siempre en indicado por el profesional según cada caso.

 

Limpiezas dentales, es importante realizar limpiezas dentales cada cierto tiempo para eliminar el sarro acumulado y evitar complicaciones como la caries.

 

Enseñar a los pacientes técnicas correctas de higiene oral, sobre todo cuando se trata de paciente de corta o mediana edad.

 

Aplicación de flúor tópico en pacientes con alto riesgo de caries, este es una técnica sencilla que ofrece grandes ventajas.

 

Otras técnicas como los sellados de fosas y fisuras que consiste en la aplicación de unas resinas fluidas que solidifican con la aplicación de una lámpara de polimerización y que disminuyen el riesgo de que aparezca caries.

 

Pautas de alimentación, se recomienda reducir el alto contenido de azúcar que favorece la acumulación de placa bacteriana en la boca y aumentar los alimentos que aportan calcio para mantener en buen estado los huesos de piezas dentales.

 

Fomentación de hábitos saludables, evitar fumar o consumir alcohol, ya que favorecen la sequedad y la acumulación de placa en la boca entre otras enfermedades más graves.

 

La odontología conservadora a diferencia de la preventiva, consiste en abordar casos con patologías ya instauradas donde se pretende recuperar zonas ya dañadas.

 

En cambio la preventiva actúa para no llegar a ello.

 

En el caso de niños, en este artículo te explicamos todo sobre odontopediatría.

PIDE CITA ONLINE

o llámanos al  933 955 385

    Una bonita sonrisa marca la diferencia

    Cuéntanos que te pasa y la imagen que quieres transmitir,
    nosotros te ayudaremos a conseguirlo.

    EXPLÍCANOS TU CASO

    Contactar